Perfil

Me gustaría compartir con vosotros algunas cosas sobre mí, porque creo que quizás el hecho de conocerlas os pueda ayudar a comprender mejor qué motivos me han llevado a la política y qué hay detrás de la implicación que mantengo con Almería y con los almerienses.

Nací en la capital en 1965, concretamente en la Avenida de Madrid. Eso condicionó que me criara entre los barrios de Las 500 Viviendas, El Zapillo y Ciudad Jardín. Fueron su realidad y sus gentes las que despertaron en mí el deseo de trabajar para conseguir que todos pudiéramos vivir en un lugar mejor y que todos, independientemente de nuestros orígenes, tuviéramos las mismas oportunidades de crecer personal y profesionalmente en la vida.

El ser el mayor de tres hermanos dentro de una familia modesta me convirtió en una persona muy responsable desde joven. La verdad es que me siento muy afortunado por haber tenido una infancia y una adolescencia felices, vinculadas a dos grandes referencias económicas y sociales de Almería: El ferrocarril –mi abuelo era guardagujas en la estación de Gérgal y mi padre fue trabajador en los talleres de la Renfe de la capital-, y la agricultura –con la familia de mi madre volcada en esta actividad en la Vega de Acá-.

Me formé durante mi juventud estudiando en los colegios del barrio y en el Instituto Nicolás Salmerón, y a la vez que jugaba al fútbol en el Almería Juvenil. Mientras tanto, como alcalde de barrio, me dedicaba a ayudar de manera desinteresada, en mi casa o en la asociación, a los vecinos de Las 500 Viviendas con sus certificados, papeles y peticiones al Ayuntamiento. Un recuerdo especial que guardo también de aquellos años es mi primera manifestación, en la que reclamábamos el derribo y traslado de los depósitos que CAMPSA tenía en la Avenida de Monserrat.

Completando ciclos vitales, encontré la estabilidad laboral como director de una instalación de Turismo Joven, un trabajo que me ha aportado una gran experiencia en la gestión y al que volveré encantado cuando termine mi actual etapa en la política. Como es habitual, mientras iba afianzando mi carrera profesional, me llegó el momento de formar una familia, que fue muy feliz hasta que mis dos hijos mayores y yo tuvimos que afrontar una gran pérdida, que superamos con mucho cariño juntos y, posteriormente, con la llegada a nuestras vidas de una mujer maravillosa y el regalo que supuso el nacimiento de mi hija pequeña.

Son ella y sus hermanos los que más están influyendo en estos momentos en mi manera de entender el mundo. El objetivo de que tengan un buen futuro el que más me anima a seguir adelante en la tarea de construir una sociedad mejor, más justa y más igualitaria.

Sí, puedo decir sin dudarlo: Me siento más inconformista que nunca. Quiero acabar con las desigualdades que ha creado el Partido Popular entre los diferentes barrios de Almería y entre sus vecinos, entre los hijos de otros almerienses dependiendo de dónde vivan; además de con los recortes y el sufrimiento injusto que, ese mismo PP, nos impone desde Madrid.

Estoy seguro que mi etapa política la conoces mejor que la personal, ya que ha estado más expuesta públicamente. En resumen, en la actualidad tengo el privilegio de representar a mi provincia en el Senado. Antes he sido parlamentario andaluz y concejal en el Ayuntamiento de Almería. Pero, sin lugar a dudas, de lo que hoy por hoy me siento más orgulloso es de ser el primer candidato del PSOE a la Alcaldía de Almería que ha sido elegido a través de un proceso de primarias.