Por una Almería comprometida con la diversidad

Ayer, como otros años, me sumé a la conmemoración del Día Internacional de las personas con discapacidad, en el acto organizado por su Federación Almeriense (FAAM). En esta ocasión se ha pretendido reivindicar la necesidad de apoyar iniciativas que ayuden a salvar la barrera a la que el colectivo se enfrenta para el uso de las nuevas tecnologías.

En España hay 4 millones de personas con capacidades diferentes, de ellos, más de 40.000 en la provincia de Almería, que cada día se enfrentan a los muchos retos y a las barreras visibles e invisibles que han de superar. Una de estas nuevas barreras, con especial incidencia en el mundo actual, se refiere al uso de las nuevas tecnologías. Y, por eso, nuestro compromiso como socialistas es ayudar a la participación plena para que sea posible el acceso a ellas por parte de las personas con discapacidad en condiciones de igualdad.

Leer más Sin comentarios

Nada que celebrar

El pasado 20 de noviembre –efeméride funesta donde las haya–, Mariano Rajoy visitaba su tierra natal, Galicia, quizá para sentirse arropado en el tercer aniversario de su victoria. Este año no hubo grandes fastos para la celebración de esta fecha, supongo que porque el propio Gobierno debe de ser consciente de que, en el fondo, no hay nada que celebrar.

 Los tres años del PP en el Gobierno han sido nefastos para los españoles, en general, y para los almerienses en particular. Para empezar, los datos del paro, pese a la levísima mejora del mes de noviembre, siguen siendo demoledores. En la provincia de Almería tenemos 76.123 parados, casi 4.000 más que cuando Rajoy llegó a La Moncloa. De ellos, más del 40% no reciben ninguna prestación por desempleo. Estamos hablando de 31.646 almerienses que ni tienen un empleo ni cobran el paro, con lo que ello supone. Y si miramos a los que trabajan, el panorama no es tampoco para celebrarlo: basta mirar cuántos de ellos tienen un empleo precario –gracias a la reforma laboral del PP– que no les da ni para dejar de ser pobres. 

Leer más Sin comentarios