La derecha pierde el norte

Tras la moción de censura y la llegada de un Gobierno socialista regenerador de la vida pública que ha devuelto la dignidad a las instituciones y ha puesto el país en marcha sacándolo de la parálisis en la que se encontraba por culpa del PP, descubrimos cómo la derecha -el PP y C´s- perdía completamente el norte. Ambos partidos iniciaban una competición a la desesperada entre sí en lugar de demostrar democráticamente a los ciudadanos sus propuestas y sus argumentos o por qué no aceptaban los resultados de la moción, una herramienta democrática y constitucional.

Pero la derecha sigue dando espectáculos. Como senador, soy testigo de cómo, principalmente el PP que es mayoritario en el Senado, ha basado su estrategia en arrollar a todos los grupos con su mayoría durante estos años, en no dialogar y en utilizar las cámaras como un trámite más en su despiadada escalada de recortes y medidas injustas. Ahora, tras la moción de censura a Mariano Rajoy han cambiado bruscamente la acción y la basan en el pataleo, el grito y en montar todo tipo de espectáculos bochornosos que denotan cómo han perdido el norte y cómo necesitan de bastante tiempo para recuperarlo. O, como algunos de los propios miembros del PP afirman, quizás les venga bien pasar un tiempo en la oposición ante tanta degeneración que están mostrando.

Esas actitudes se han acrecentado, incluso, con la campaña de las elecciones en Andalucía, donde también ha entrado en escena el PP de Aznar. Emplean la demagogia, el populismo de derechas, el titular fácil, el discurso plano y la falta de ideas de partidos como Ciudadanos, aderezado con mucho insulto principalmente de sus dos referentes, Albert Rivera e Inés Arrimadas, que ha huido de Cataluña estos días para amparándose en su origen andaluz, arremeter a base de insultos y descalificaciones en la campaña andaluza, no aportando ni una sola propuesta.

Leer más Sin comentarios

Los PGE como herramienta de reparación

En los próximos días conoceremos la propuesta del nuevo Gobierno socialista de Pedro Sánchez para los Presupuestos Generales del Estado de 2019 o, dicho de otro modo, los presupuestos de la reparación de parte de los daños causados por el Gobierno del PP de Mariano Rajoy durante estos últimos 7 años. Los socialistas haremos de los presupuestos una herramienta para revertir el deterioro en este país, sobre todo, del denominado Estado del Bienestar.

Se abre, así, de una forma rápida y acertada, una oportunidad para desde la base de la pluralidad existente en el Parlamento, abrir vías de diálogo y negociación en beneficio de las personas sobre la forma de revertir derechos y de potenciar los servicios públicos en unas cuentas públicas más justas e igualitarias que lleven a la recuperación económica a toda la sociedad y, sobre todo, a la más vulnerable, algo que hasta ahora no ha sido así, porque el PP nunca se ha ocupado de ello.

Con la elevación del techo de gasto para 2019 en un 4,4% más que en los anteriores años, los grupos políticos tienen ante sí esa oportunidad que mencionaba anteriormente para destinar mayores recursos para las políticas sociales que se verán incrementados gracias a la nueva senda de estabilidad con esos 6.000 millones más de margen económico, que llega en un momento de recuperación en el que tanto las comunidades autónomas como los ayuntamientos, por ejemplo, reclaman y exigen al Gobierno -y este defiende- de destinar más dinero a materias como la Dependencia, a la Educación o a la Sanidad. También a las pensiones y los servicios sociales y siempre desde la apuesta socialista de una política fiscal progresiva, solidaria y justa, algo que es esencial para la redistribución de la riqueza. Se trata de medidas que además no afectarán a las clases media y trabajadora en su nivel impositivo.

Leer más Sin comentarios