Ni un minuto que perder

La constitución de un gobierno en Andalucía, a la mayor brevedad posible, es una cuestión de interés general. Para poner en marcha medidas de crecimiento económico, que generen empleo y que protejan a las personas, es necesario que alguien coja las riendas de la comunidad autónoma y pueda gobernar. Con todo el diálogo necesario, pero que pueda gobernar. Como expresó con toda la sencillez posible Susana Díaz en el Parlamento de Andalucía en su discurso para la investidura, “para que haya oposición, tiene que haber gobierno”.

 Por eso es más necesario que nunca que las fuerzas políticas que han obtenido representación en la Cámara andaluza hagan un ejercicio de responsabilidad y faciliten la investidura de Susana Díaz como presidenta. No es necesario ni siquiera un voto a favor: con abstenerse es suficiente para que pueda constituirse un gobierno y Andalucía se ponga en marcha cuanto antes.

 El PSOE ha dado muestras de que está dispuesto a enriquecer su programa con las medidas que sean buenas para los andaluces. Cuando conformemos un gobierno, seguiremos abiertos al diálogo, porque, cuando los ciudadanos hablaron en las urnas el pasado 22 de marzo, dijeron que querían un Parlamento plural que fuera capaz de llegar a pactos.

Leer más Sin comentarios