El PSOE, útil para la gente

Hemos celebrado esta semana el 38 aniversario del referéndum en el que los españoles aprobó la Constitución. Mucho se ha hablado, coincidiendo con la efeméride, sobre el importante papel que ha desempeñado la Carta Magna en el tiempo de estabilidad política e institucional que ha vivido el país. Pero también, y como no podía ser de otro modo, sobre lo que se espera de ella en el futuro.

En este asunto, los socialistas defendemos que reformar la Constitución es lo más leal que podemos hacer con ella. En concreto, queremos una reforma parcial, pero profunda, que la revitalice y adapte a los tiempos actuales con la finalidad de que el nuevo texto pueda durar decenios. En esa transformación pendiente, cuyo inicio hemos impulsado en el Congreso de los Diputados y que aspiramos a que se haga con paso firme y con el consenso entre grupos políticos que requiere un tema de tanto calado, resulta para el PSOE fundamental que se blinden la sanidad o la educación.

Con esa actuación evitaríamos que, a diferencia de lo que ha ocurrido como consecuencia de las decisiones de Rajoy, en momentos de crisis no se vean mermados derechos sociales básicos. Y esta aspiración se enmarca perfectamente en el trabajo que venimos realizando por dar respuesta a las demandas de la ciudadanía y por la restitución de los derechos que se perdieron con el rodillo que suponía, en el pasado reciente, la mayoría absoluta del PP.

Pero Rajoy está ahora en minoría y el PSOE tiene claro que decidió hacer posible que se pusiera en marcha la Legislatura para poder cambiar las cosas. Los socialistas estamos volcados en ser útiles a la gente y, así, en un mes hemos conseguido la subida en un 8 por ciento del salario mínimo; el fin de las reválidas, un Pacto contra la Violencia de Género y el comienzo del final de la Ley Mordaza.

Leer más Sin comentarios

Impulsando el futuro de Almería

Almería ha perdido 13 años en definir su rumbo. Ese es exactamente el tiempo en el que los diferentes equipos de gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento no se han preocupado por elaborar un plan estratégico de ciudad que sentara las bases de su crecimiento y desarrollo socioeconómico.

Los socialistas siempre hemos defendido que no se puede gobernar la ciudad a impulsos y que los almerienses tenemos que ser ambiciosos, situando a la capital como un punto referente en el Mediterráneo al que la gente quiera venir y en el que nos sintamos orgullosos de vivir. Para conseguirlo, está claro que hay que pararse a pensar un rato, analizar nuestra situación actual y potencialidades, consensuar con el conjunto de la sociedad hacia donde queremos caminar y marcar los objetivos a alcanzar en un marco temporal concreto.

La elaboración de un plan estratégico supone una gran oportunidad y el punto de partida para la creación de empleo y riqueza a partir del diseño del modelo de ciudad que se decide. Por ese motivo, los socialistas planteamos el mismo como uno de nuestros principales compromisos de cara a las elecciones municipales.

Leer más Sin comentarios