Cada día es 1 de mayo

Para conseguir una jornada laboral de 8 horas en Estados Unidos hizo falta que cinco trabajadores murieran. En las marchas reivindicativas internacionales organizadas cada 1 de mayo subyace el homenaje a los Mártires de Chicago, un grupo de sindicalistas que participaron en una huelga que se inició el primero de mayo de 1886 en todo el país y que, en el caso de Chicago, se prolongó hasta el día 4 con la Revuelta de Haymarket. A partir de ese incidente, tres de esos sindicalistas fueron condenados a prisión, a otros cuatro se les llevó a la horca y uno acabó con su vida antes de permitir que se la arrebataran de esa manera.

Su historia evidencia como cada derecho conseguido por los trabajadores ha sido resultado de un esfuerzo ingente en forma de lucha y de perseverancia, que incluso ha llegado a costar vidas. Y en esa batalla, los socialistas, que nos sentimos orgullosos de nuestras vinculaciones históricas con el movimiento obrero, hemos estado de su lado. También en el día de ayer, cuando los almerienses reivindicaron igualdad, mejor empleo, mayores salarios y pensiones dignas en el marco de una convocatoria sindical que tenía por lema ‘Tiempo de ganar’.

Está claro que la mayoría de la sociedad cree que ya es hora de que puedan ganar algo en el marco de recuperación económica del país. Pero, para ello, se tiene que impulsar con más ahínco a nivel nacional la generación de empleo, además de medidas para la recuperación de lo que se perdió durante la crisis como consecuencia de las políticas de empleo del Gobierno de Rajoy con esa excusa. También está convencida, y con toda la razón, de que es momento de actuar con más firmeza para erradicar lacras históricas en materia de empleo, como la brecha salarial que sufren las mujeres.

Leer más Sin comentarios

A la altura de Europa

Paseo a menudo por el paseo marítimo de Almería y El Zapillo, un barrio que, incomprensiblemente, no presenta el aspecto que cabría esperar de una zona privilegiada frente al mar. También soy de los que recorren a menudo las calles aledañas a La Alcazaba, el principal monumento de la ciudad, sin dejar de sorprenderse sobre cómo el estado de abandono caracteriza a ese entorno. Son, sin duda, ejemplos claros de cómo los sucesivos gobiernos del Partido Popular en el Ayuntamiento de Almería han fracasado en el cuidado de aspectos básicos de Almería, como el de su imagen desde el punto de vista turístico. Evidencian también esa brecha de desigualdad que ha abierto entre barrios, con una falta de atención mayúscula en asuntos fundamentales como la limpieza, el mantenimiento o la dotación de espacios verdes o deportivos.

Por esos motivos, y pensando ante todo en los ciudadanos que residen en lugares como los mencionados o el Barrio Alto, los socialistas nos alegramos enormemente de que el Ayuntamiento de Almería vaya a recibir 15 millones de fondos europeos con los que desarrollar proyectos de mejora de estos espacios olvidados durante años. Una intervención que se anuncia desde el punto de vista urbanístico y vinculada a la integración del Puerto con la ciudad y que, no obstante, de no ir acompañada de una adecuada gestión de los servicios municipales en el día a día de estos barrios, ya se puede adelantar que sería insuficiente.

Leer más Sin comentarios