A la altura de Europa

Paseo a menudo por el paseo marítimo de Almería y El Zapillo, un barrio que, incomprensiblemente, no presenta el aspecto que cabría esperar de una zona privilegiada frente al mar. También soy de los que recorren a menudo las calles aledañas a La Alcazaba, el principal monumento de la ciudad, sin dejar de sorprenderse sobre cómo el estado de abandono caracteriza a ese entorno. Son, sin duda, ejemplos claros de cómo los sucesivos gobiernos del Partido Popular en el Ayuntamiento de Almería han fracasado en el cuidado de aspectos básicos de Almería, como el de su imagen desde el punto de vista turístico. Evidencian también esa brecha de desigualdad que ha abierto entre barrios, con una falta de atención mayúscula en asuntos fundamentales como la limpieza, el mantenimiento o la dotación de espacios verdes o deportivos.

Por esos motivos, y pensando ante todo en los ciudadanos que residen en lugares como los mencionados o el Barrio Alto, los socialistas nos alegramos enormemente de que el Ayuntamiento de Almería vaya a recibir 15 millones de fondos europeos con los que desarrollar proyectos de mejora de estos espacios olvidados durante años. Una intervención que se anuncia desde el punto de vista urbanístico y vinculada a la integración del Puerto con la ciudad y que, no obstante, de no ir acompañada de una adecuada gestión de los servicios municipales en el día a día de estos barrios, ya se puede adelantar que sería insuficiente.

Leer más Sin comentarios

Más cultura, mejor gestión

Se celebra este fin de semana el 25 aniversario del Auditorio Maestro Padilla de la capital, un referente cultural, emblemático en la provincia, que se levantó en un enclave privilegiado frente al mar, gracias a la firme apuesta de un gobierno socialista en la ciudad. Se trata del principal escenario de encuentro en torno a las diferentes representaciones artísticas con el que cuenta Almería, con unas butacas por las que han pasado miles de personas para alimentar su alma con la música, el teatro o la danza que han ofrecido otro gran número de creadores.

Sin duda, homenajear las bodas de plata del Auditorio supone una oportunidad para valorar todo lo vivido hasta ahora y es también el momento indicado para plantear un deseo compartido de que podamos, en un inmueble mejorado, seguir disfrutando de experiencias culturales otros 25 años más.

Pero la efeméride debería de servir también para realizar una reflexión profunda sobre la actual política cultural del Ayuntamiento de Almería, empezando por esas instalaciones, a las que el PP ha sometido a un mantenimiento insuficiente -muchos hemos visto las goteras a la salida de algún espectáculo-, con una oferta mejorable -nadie duda de que otros municipios nos han sacado la delantera en este apartado- y con un espacio desaprovechado en cuanto a las posibilidades que brinda para exposiciones y muestras.

Este ejemplo viene a mostrarnos una realidad mucho más profunda: La falta de directrices claras dentro de la política cultural del Partido Popular en el Consistorio almeriense, un asunto que se tendría que solucionar a través del plan estratégico de ciudad que está pendiente de diseñar. Y es que, desde 2003, los distintos alcaldes del PP se han dedicado a abrir las puertas de edificios como la Casa del Poeta José Ángel Valente, La Casa del Cine o el Museo Doña Pakyta -con jardines y zonas sin terminar de acondicionar aún-, a los que no han dotado de la programación necesaria para llenarlos de la vida que merecen. Esperemos que eso no vuelva a ocurrir con el Museo de la Vega proyectado en los presupuestos municipales pactados entre PP y Ciudadanos.

Leer más Sin comentarios