Los ayuntamientos en el centro de la política

Han bastado unos pocos días para que los ayuntamientos de nuestro país se hayan situado en el centro de la política. Con el nuevo Gobierno, los ayuntamientos españoles –de todo signo político– han iniciado una senda de protagonismo y podrán ver respondidas sus demandas y reivindicaciones, gracias a las medidas anunciadas por la propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la línea de comprometerse a flexibilizar la regla de gasto y ampliar el uso por parte de los ayuntamientos del superávit.

Los consistorios de toda España han encontrado por fin un Gobierno receptivo y decidido a hacer frente a los años de pérdida de autonomía y asfixia financiera generados por el Partido Popular, que terminaron provocando la reducción de prestaciones y una menor calidad de los servicios municipales que los ayuntamientos venían prestando a sus vecinos. Tampoco se puede olvidar el abuso que supusieron los planes de pago a proveedores impuestos por el Ministerio de Montoro, que castigaban a los ayuntamientos con intereses más altos que los que establecían incluso los bancos en ese momento.

Leer más Sin comentarios

Tiempo de hechos frente a promesas

El Gobierno del PSOE en España ha dejado claro, desde el principio de su andadura, que tiene el firme compromiso de cumplir con Almería e impulsar que se conviertan en realidad las promesas vacías, hasta el momento, del Partido Popular. De ese modo, mientras que desde el PP almeriense, de manera orquestada entre el alcalde de la capital y sus diputados y senadores en Madrid, se dedican a lanzar dudas sobre el futuro del AVE, el soterramiento y todos los proyectos que se les vengan a la mente relacionados con el Ministerio de Fomento, el nuevo titular de este departamento, José Luis Ábalos, ha sido tajante: La voluntad del PSOE es no paralizar ni demorar nada de lo que, desde el punto de vista técnico, se haya contemplado hacer próximamente.

Y remarco ese que se haya contemplado realmente desde el punto de vista técnico porque, durante todos los años en los que Rajoy ha estado La Moncloa, la única verdad que nos hemos encontrado ha sido la paralización de todas las obras previstas para la llegada de la Alta Velocidad a Almería que los socialistas dejamos en cartera y, acompañando a esta, una serie de promesas con respecto a plazos que, hoy por hoy, hay que creerse haciendo un acto de fe. Por ese motivo, la primera -y acertada- decisión del nuevo ministro es la de realizar una auditoría sobre los plazos anunciados para cada obra de cara a constatar que, como suele ser frecuente por parte del PP, no se hayan lanzado fechas dentro de un intento por tratar de quedar bien desde un Ejecutivo que estaba muy cuestionado o para haber tratado de remontar entre la ciudadanía viendo la falta de apoyo evidente que tenían ante la cercanía de distintas elecciones.

Leer más Sin comentarios