Autor del archivo

Cada día es 1 de mayo

Para conseguir una jornada laboral de 8 horas en Estados Unidos hizo falta que cinco trabajadores murieran. En las marchas reivindicativas internacionales organizadas cada 1 de mayo subyace el homenaje a los Mártires de Chicago, un grupo de sindicalistas que participaron en una huelga que se inició el primero de mayo de 1886 en todo el país y que, en el caso de Chicago, se prolongó hasta el día 4 con la Revuelta de Haymarket. A partir de ese incidente, tres de esos sindicalistas fueron condenados a prisión, a otros cuatro se les llevó a la horca y uno acabó con su vida antes de permitir que se la arrebataran de esa manera.

Su historia evidencia como cada derecho conseguido por los trabajadores ha sido resultado de un esfuerzo ingente en forma de lucha y de perseverancia, que incluso ha llegado a costar vidas. Y en esa batalla, los socialistas, que nos sentimos orgullosos de nuestras vinculaciones históricas con el movimiento obrero, hemos estado de su lado. También en el día de ayer, cuando los almerienses reivindicaron igualdad, mejor empleo, mayores salarios y pensiones dignas en el marco de una convocatoria sindical que tenía por lema ‘Tiempo de ganar’.

Está claro que la mayoría de la sociedad cree que ya es hora de que puedan ganar algo en el marco de recuperación económica del país. Pero, para ello, se tiene que impulsar con más ahínco a nivel nacional la generación de empleo, además de medidas para la recuperación de lo que se perdió durante la crisis como consecuencia de las políticas de empleo del Gobierno de Rajoy con esa excusa. También está convencida, y con toda la razón, de que es momento de actuar con más firmeza para erradicar lacras históricas en materia de empleo, como la brecha salarial que sufren las mujeres.

Leer más Sin comentarios

Incapacidad y secuestro presupuestario

Los ayuntamientos seguirán siendo tutelados por el Estado a la hora de invertir el superávit resultante de sus liquidaciones presupuestarias. En el último decreto del Gobierno de Rajoy sobre financiación local, el Ministerio de Hacienda continúa siendo el que decide si los fondos municipales no invertidos, que pasan a engrosar un improductivo superávit, pueden ser finalmente gastados y a qué se deben destinar. La ciudad de Almería es ejemplo de cómo una nefasta gestión -la del PP y su equipo de gobierno municipal- puede empeorarse con este decreto del Gobierno, con el que se confirma el secuestro presupuestario de los ayuntamientos.

Es de suponer que la inmensa mayoría de los alcaldes habrá hecho bien sus deberes, empleando todo lo presupuestado en mejorar la vida de sus conciudadanos, pero en aquellas ciudades como Almería, donde el equipo de gobierno no haya sido capaz de gastar lo previsto, por obra y gracia de este decreto, el dinero permanecerá bloqueado, sin posibilidad de ser invertido en nada, engordando lentamente al abrigo de una cuenta bancaria.

Pero el dinero que reciben los ayuntamientos debería tener la capacidad de transformarse a la mayor brevedad en aquellas actuaciones que los vecinos y vecinas demandan a sus representantes políticos, convertido en planes de empleo o mejores servicios públicos, en definitiva, en esas pequeñas o grandes inversiones que solventan imperiosas necesidades o que hacen mejor el día a día.

Leer más Sin comentarios