Autor del archivo

El momento de las personas

Apenas unos días después de ser aprobada la moción de censura contra Mariano Rajoy, que el PSOE activó, nacida de la propia Constitución, como mecanismo lógico de exigencia de responsabilidades políticas al partido más corrupto de la historia de nuestro país, la sociedad española respira de nuevo esperanza. Frente al discurso del miedo y el odio que practica el PP, el PSOE habla de consenso y diálogo para alcanzar acuerdos, y ya lo está demostrando.

Siempre que ha gobernado este país un presidente socialista, las necesidades de las personas han pasado al primer punto de la agenda política del Gobierno de España. No es casualidad que el nuevo presidente del Gobierno haya asumido un presupuesto que no le pertenece, pues ante todo, está la responsabilidad de dar estabilidad a un país y encontrar lugares de acuerdo que allanen el camino para que se atiendan las verdaderas necesidades de la sociedad.

Leer más Sin comentarios

PP: Un año sin soluciones para 25.000 trabajadoras

Alrededor de 25.000 trabajadoras y trabajadores del manipulado están en vilo a estas alturas del año. Una cifra importante de ese colectivo reside en la capital, en la que se concentran grandes cooperativas agrícolas que hacen disfrutar al resto del mundo de delicias como el tomate raf. ¿Cuál es su preocupación? Pues que va a terminar la campaña agrícola y saben que, exactamente igual que hace doce meses, el cuestionadísimo Gobierno de Mariano Rajoy no ha solucionado todavía los problemas en el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) que les hicieron cobrar con meses de retraso el subsidio al que tienen derecho.

Por esa razón se manifestaron en Roquetas de Mar el domingo pasado, en una cita a la que acudimos los socialistas, y gritaron alto y claro que no se puede volver a poner contra las cuerdas su economía familiar. Ellas y ellos constituyen, no podemos olvidarlo, un pilar básico para el potente sector hortofrutícola almeriense. Sin sus manos y su esfuerzo no serían realidad ni el milagro exportador almeriense ni el habernos convertido en la despensa del resto del país.

Leer más Sin comentarios