Autor del archivo

La participación, un derecho

El espectáculo que está ofreciendo el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Almería con la accidentada puesta en marcha de la aplicación de móvil “Almería Participa” demuestra esa forma tan peculiar que tienen los mandatarios populares de entender la “participación ciudadana”. A modo de resumen baste señalar que es la tercera vez que la aplicación se pone en funcionamiento, después de dos intentos fallidos, en los que los ciudadanos llegaron a votar el nombre de la nueva biblioteca municipal.

Ahora, a la de tres, comprobamos que esta herramienta de participación puesta en marcha por el PP no ofrece las mínimas garantías de transparencia, confidencialidad y verosimilitud que cabría esperar para dar soporte a un proceso participativo de una institución pública como es el Ayuntamiento de Almería. Por lo que sabemos, permite votar a una misma persona con varias identidades, los datos de quienes se registran van a manos de una empresa privada merced a posibles estrategias comerciales, y no tenemos garantías de que quienes votan sean vecinos de Almería y no robots que operan en grupo desde algún lugar recóndito del planeta, atendiendo a instrucciones que desconocemos.

Leer más Sin comentarios

La cacicada de los árboles

La intención del alcalde de Almería de arrancar los árboles que dan sombra a los viandantes en la Plaza Vieja constituye un ejemplo de hasta qué punto en su Ayuntamiento los intereses generales cayeron en el olvido, en beneficio de otros, cuyo origen desconocemos, pero que en nada tienen que ver con lo que de verdad importa: hacer de Almería una ciudad más habitable.

Va contra toda lógica que en la capital de la provincia con más horas de sol de Europa, el partido que gobierna su Ayuntamiento se haya empeñado en acabar con las pocas zonas de sombra natural con las que contamos. Debería ser al contrario, el PP tendría que poner como objetivo número uno de su acción de gobierno la ampliación de las zonas verdes de la ciudad, especialmente las de arbolado, para que nuestros barrios ganaran en calidad de vida.

Y en cambio, los árboles se arrancan y se sustituyen por macetas, y para dar sombra se aumenta el número de terrazas y se plantan sombrillas publicitarias. No nos engañemos, ese es el concepto de ciudad amable del PP, como nos vienen demostrando desde que gobiernan hace ya casi 15 años.

Leer más Sin comentarios