Autor del archivo

La educación como pilar básico

Los meses de inicio de curso son momentos para reflexionar y propiciar debates en torno a la educación pública y lo que para nosotros, los socialistas, supone: una garantía de igualdad y solidaridad.  Esa apuesta figuraba en nuestro Programa Electoral del 28A y ocupaba, de manera transversal, gran parte de nuestras propuestas. Ahora están, si cabe, más enriquecidas tanto con las nuevas aportaciones de los colectivos implicados en la ronda de contactos de Pedro Sánchez de agosto con los que se ha contado para la elaboración de la Propuesta de un Programa Progresista y, además, recientemente las propuestas educativas están en los 35 compromisos para gobernar y hacer avanzar ahora a este país tras el bloqueo al que derecha e izquierda nos han sometido pese a que el PSOE ganó los comicios.

Son cuestiones que no pueden esperar más, sobre todo cuando contemplamos lo que, por ejemplo, sucede en Andalucía con la derecha, que está atacando a la educación pública en una comunidad que está siendo noticia por los recortes presupuestarios y por un descenso de los niveles de calidad de la educación como servicio público. Un área que está siendo maltratada en un Presupuesto andaluz que, pese a crecer, lo hace de forma muy insuficiente respecto al ritmo y a la tendencia de los gobiernos socialistas en la Junta de los últimos años.

Por culpa de las derechas se han cerrado 411 unidades educativas públicas en toda Andalucía, 31 de ellas en escuelas rurales -11 en Almería-, y se ha expulsado del sistema a 2.500 interinos, a la vez que aumenta el concierto con la educación concertada, se bajan las partidas para las personas adultas y para las enseñanzas de régimen especial y desciende la formación de nuestros docentes. También se ha recortado de manera preocupante en ayudas y servicios a las familias con lo que PP, Ciudadanos y Vox están demostrando una gran insensibilidad y conciben, de manera peligrosa, un concepto de educación e igualdad muy alejado de lo que debiera ser en un claro intento por desprestigiar nuestra educación pública mermando sus servicios.

Leer más Sin comentarios

Un presupuesto injusto

El Presupuesto andaluz irrumpe en la campaña electoral del 10N. Además de ratificarse el desacierto y los resultados negativos del que aún está en vigor ahora, las tres derechas, quieren imponernos un presupuesto peor que el anterior en el que la presión fiscal se sube, principalmente, a las clases trabajadoras para volver a bajar los impuestos a los más ricos dejando aquella promesa de campaña de bajada masiva de impuestos de Juanma Moreno en bajada masiva, sí, pero para los más ricos y por segunda vez.

Que no nos engañen. El presupuesto está pactado con sus socios de Ciudadanos y de Vox, aunque se nos haga tragar con algún espectáculo teatral de tensiones que, en todo caso, lo empeorarían convirtiéndolo en el más de derechas de la historia y que puede hundir nuestra economía regional. De hecho, ya hay signos de alarma por el ritmo de crecimiento económico y por la menor creación de empleo que conocemos de los últimos meses.

El presupuesto andaluz se puede calificar de injusto e insolidario, porque sube la presión fiscal a las clases medias y trabajadoras y porque vuelve a bajar los impuestos a las grandes fortunas. Además, frena la creación de empleo y castiga con más recortes a la sanidad y a la educación públicas que ya salieron muy tocadas del presupuesto en vigor. Las tres derechas han contribuido a un deterioro notable de los servicios públicos en nuestra comunidad, además de dejar de dar prioridad a las políticas sociales y dando pasos hacia atrás en igualdad.

La excusa para haber planteado un mal presupuesto no puede ser la financiación autonómica, como querían hacernos ver desde el Gobierno de la Junta PP y Ciudadanos que, finalmente, se han puesto en evidencia y se han encontrado sin argumentos para sostener esta falacia sobre las entregas a cuenta del Gobierno de Pedro Sánchez. Las comunidades autónomas son las responsables de los recortes de su presupuesto y, aquí, en Andalucía, el Gobierno de las derechas no tiene sensibilidad en la prestación de los servicios públicos fundamentales para la ciudadanía.

Pero, además, el Ejecutivo socialista ha hecho todo lo posible para que las entregas a cuenta lleguen a las comunidades, porque somos conscientes de la importancia de la prestación de servicios públicos y se trata de que las regiones dispongan de los recursos que le corresponden algo que, por cierto, nunca consiguió hacer el PP de Rajoy en sus 7 años de Gobierno en los que, sistemáticamente, se incumplía con las comunidades este compromiso.

Leer más Sin comentarios