Nueva hoja de ruta para el campo

El sector de las hortalizas y frutas almeriense es el más potente de Andalucía. El peso de las hortalizas de Almería supone el 69% de la producción regional -de 8 millones de toneladas-, el 35% de la producción nacional y el 7% de europea. Nuestra provincia lidera, a su vez, todos los rankings de exportación, ventas y calidad de estos productos.

Este sector agrícola empieza a dar síntomas de agotamiento con un indicador clave que refleja su estado de salud como es el de la renta agraria que, desde la crisis económica mundial, había vivido años al alza y que, sin embargo, ha caído en torno a un 9% en el último año. De esta manera se dispara la preocupación de los productores en un escenario en el que habrá cambios muy importantes tanto en España como en el mundo y donde existe una preocupación climática cuyos efectos ya hemos vivido en varias ocasiones en la provincia, tanto con la Dana como con la borrasca Gloria. Al mismo tiempo, se están produciendo cambios alimenticios y otras circunstancias, como los acuerdos comerciales y aranceles elevados, el Brexit británico, los precios a la baja, la actitud de las grandes cadenas y sus prácticas, los costes de producción que se elevan con la subida de la luz, la compra de materiales y fertilizantes o las importaciones de terceros países que afectan al agro almeriense.

Nos encontramos ante una crisis estructural cuya solución no puede ser inmediata y se basa en el trabajo conjunto y en el diálogo entre las organizaciones agrarias que son el mejor interlocutor del Ministerio de Agricultura, como así lo ha calificado el propio titular del cargo, Luis Planas, en su reciente visita a Níjar. En la provincia anunció la constitución de una mesa de diálogo y de trabajo que se encargará de revisar y de consensuar medidas, además de crear un plan estratégico que empiece a tomar medidas que eviten que se siga reduciendo el valor de la producción para el agricultor que ha pasado de un tercio a la mitad. También se tratarán de corregir cuestiones como los márgenes de la cadena alimentaria y las prácticas de las grandes cadenas donde se deberán implicar todos los eslabones de la cadena para que asuman su parte de responsabilidad en la situación actual.

Leer más Sin comentarios

Un Gobierno comprometido con la gente

Han bastado menos de dos semanas y dos consejos de ministros para comprobar las prioridades de la legislatura con un Gobierno de coalición al frente que, en ese escaso tiempo, se ha marcado llevar a cabo políticas absolutamente prioritarias y que afectan a millones de personas. La revalorización de las pensiones, la subida del SMI, el incremento salarial a los funcionarios o la aprobación de una Declaración ante la emergencia climática son las primeras de una larga lista de buenas noticias que vendrán de la mano del gobierno que lidera Pedro Sánchez y marcan ya el camino de lo que queda por venir pese a los intentos de la derecha por bloquear el funcionamiento de todo un país.

El Gobierno, mientras tanto, ha dedicado estos escasos días a mejorar la vida de los españoles y españolas, a centrarse en sus tareas para que este país avance y a desarrollar medidas para compensar los recortes económicos y sociales que provocaron los años de gobierno del PP.

Esta actividad y estos compromisos que en campaña se prometieron y que se han cumplido señalan que esta será la legislatura del diálogo. No hay nada más progresista que dialogar en base a las grandes transformaciones que este país necesita, que son sustentar y mejorar el crecimiento económico, llevar a efecto la transición ecológica, desarrollar medidas que recompongan y sustenten una mayor cohesión social, territorial y, sobre todo, conseguir la igualdad real entre mujeres y hombres.

Leer más Sin comentarios