Mayores con más poder adquisitivo

Enero de 2019 se recordará como el mes en el que los 10 millones de pensionistas -102.000 en la provincia de Almería- dejarán de perder poder adquisitivo en sus pensiones tras la decisión del Gobierno socialista de revalorizarlas según el IPC tras haber pasado años estancadas y ridículamente tratadas. El PSOE ha aprobado esta medida en el Congreso, mediante Decreto, sin el apoyo de PP y de Ciudadanos.

El Decreto revaloriza las pensiones el 1,6% y un 3% las pensiones mínimas y no contributivas, más de 30.000 en nuestra provincia, garantizando así el poder adquisitivo de las pensiones, pero que, además, mejora la protección social y los beneficios en la cotización para los trabajadores autónomos, la mejora en la cotización de las empleadas de hogar y la dignificación del trabajo de los jóvenes.

Esta importante medida viene también a lanzar un mensaje de certidumbre, esperanza y credibilidad a la falta de un acuerdo definitivo en el seno del Pacto de Toledo desde el diálogo social y fortaleciendo la protección social y la sostenibilidad del sistema, como preludio y anticipo en un mes en el que los Presupuestos Generales del Estado para 2019 plantean medidas sociales muy demandadas, como la recuperación del subsidio para mayores de 52 años. Son medidas que tienden a la recuperación de derechos que nos marcamos los socialistas como objetivos prioritarios con el nuevo Gobierno y que son de suma trascendencia para mejorar cualitativa y cuantitativamente la situación de los pensionistas y trabajadores de España.

El aumento en 4 puntos del porcentaje de las bases reguladoras para el cálculo de la pensión de viudedad, más los 4 puntos que el Gobierno aprobó en julio y el abono de una paga por la diferencia entre la revalorización del 1,6% que se aplicó en 2018 y el 1,7% y que se recibirán para este primer trimestre, son un empuje para los pensionistas que han sido un sector de los que más ha sufrido la crisis en estos años y a los que este gobierno está dispuesto a dignificar.

El Real Decreto y sus medidas tienen también un impacto muy positivo en la brecha de género, como es el incremento de oficio por la Seguridad Social del porcentaje aplicable de la base reguladora a la prestación de viudedad del 56% al 60%, cuyas beneficiarias son, en un 98,88 %, mujeres. La diferencia a 1 de enero de la pensión media de un hombre y una mujer es del 35%, un 0,7% menos que hace sólo un mes. En 2010 la diferencia era de un 38,7%, discriminando a la mujer.

La voluntad del Gobierno de Pedro Sánchez es cumplir con las personas, recuperar derechos, recuperar y devolver dignidad y se está cumpliendo pese a la actitud insolidaria y vergonzante de una derecha que, sin escrúpulos, es capaz de votar en contra de medidas y de un Real Decreto como éste que viene a mejorar la vida de la gente.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario