Sanidad 100% pública

En estos días he podido comprobar el avanzado estado en el que se encuentran las obras del futuro hospital Materno-Infantil de Almería; una infraestructura que será referente y que sitúa a la sanidad almeriense a la vanguardia de la sanidad pública andaluza y nacional. La atención sanitaria en Almería va a sufrir una auténtica revolución. Además del materno, el futuro edificio de consultas externas de Torrecárdenas –obras dotadas con 43 millones de euros- y el segundo hospital para Poniente que la Junta construirá en Roquetas de Mar y en el que invertirá más de 30 millones de euros dan cuenta del compromiso real y tangible de Susana Díaz con nuestra provincia.

Los almerienses podemos sentirnos bien orgullosos y orgullosas de la defensa que desde el Gobierno andaluz se realiza de la sanidad pública y universal. Nos da tranquilidad. Y nos la ha dado durante todos estos años porque, en los tiempos más duros, durante la crisis económica, en los que ni Almería ni Andalucía han recibido lo que les correspondía del Estado, gobernado por Mariano Rajoy, la Junta lo tuvo claro: lo primero eran las personas y garantizar que los servicios básicos llegaran, sin distinción, a todas las personas que habitan Andalucía. Es cierto que hubo que hacer esfuerzos, que hubo que contener el gasto, que hubo que redistribuir la inversión para dar respuesta a quienes más lo necesitaban y aparcando otros proyectos que, poco después, comenzaron a ver la luz. Es tiempo, ahora, de recuperación y que ésta se revierta en el bienestar y en la ampliación de derechos de las personas.


Cumpliendo esta máxima, el Gobierno de Susana Díaz, además de las obras mencionadas, está ampliando la cartera de servicios de los hospitales de referencia en la provincia y está construyendo más centros de Atención Primaria. Si antes hablábamos de las obras previstas en la capital, cabe destacar otras inversiones realizadas en el Hospital de Poniente en El Ejido. En los últimos meses se ha puesto en marcha el Hospital de Día Médico, lo que ha permitido, entre otras cosas, la dispensación de tratamientos ambulatorios de quimioterapia. Además, se ha creado una Unidad de Nefrología y nuevas consultas de Cirugía y se han ampliado las de Ginecología y Obstetricia y Pediatría. Esta comarca será la gran beneficiada con la futura construcción del segundo hospital para Poniente, situado en Roquetas de Mar.

En el Hospital de La Inmaculada, en Huércal-Overa, también se han realizado importantes mejoras, entre las que destacan la reciente ampliación de las consultas externas de Pediatría y la remodelación del Hospital de Día Médico. Además, el Gobierno andaluz va a destinar en los próximos meses cerca de 1,3 millones de euros a adquirir nuevos equipos diagnósticos. La Junta invierte cada año en el Hospital de La Inmaculada 52 millones de euros.
La mejora en las infraestructuras sanitarias va de la mano de la ampliación de personal que presta su indispensable servicio en todos los centros de atención primaria, complejos hospitalarios, ambulatorios y hospitales de la provincia. Antes de que finalice el año se habrá completado la contratación de 126 nuevos profesionales para incrementar las plantillas de los centros de salud de la provincia de Almería. Estas contrataciones se suman a la Oferta Pública de Empleo del Servicio Andaluz de Salud para 2018, que superará las 3.600 plazas.
Estas son nuestras cifras, nuestros hechos; los de un partido, el PSOE, que acude a la cita en las urnas el próximo día 2 de diciembre con los deberes hechos y, con algo mejor: con mucha ilusión y con muchísimas ganas de seguir haciendo más Almería y más Andalucía.

Artículo de opinión publicado en IDEAL Almería el 21 de noviembre de 2018.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario