• Home
  • Noticias
  • PP: Un año sin soluciones para 25.000 trabajadoras

PP: Un año sin soluciones para 25.000 trabajadoras

Alrededor de 25.000 trabajadoras y trabajadores del manipulado están en vilo a estas alturas del año. Una cifra importante de ese colectivo reside en la capital, en la que se concentran grandes cooperativas agrícolas que hacen disfrutar al resto del mundo de delicias como el tomate raf. ¿Cuál es su preocupación? Pues que va a terminar la campaña agrícola y saben que, exactamente igual que hace doce meses, el cuestionadísimo Gobierno de Mariano Rajoy no ha solucionado todavía los problemas en el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) que les hicieron cobrar con meses de retraso el subsidio al que tienen derecho.

Por esa razón se manifestaron en Roquetas de Mar el domingo pasado, en una cita a la que acudimos los socialistas, y gritaron alto y claro que no se puede volver a poner contra las cuerdas su economía familiar. Ellas y ellos constituyen, no podemos olvidarlo, un pilar básico para el potente sector hortofrutícola almeriense. Sin sus manos y su esfuerzo no serían realidad ni el milagro exportador almeriense ni el habernos convertido en la despensa del resto del país.

Desde el PSOE siempre hemos respaldado a nuestros principales sectores productivos, pero también a quienes con su trabajo los levantan, los mantienen y los hacen crecer. Porque el empleo tiene que ser digno y de calidad, y los trabajadores y trabajadoras, que cumplen con creces su parte de la tarea, tienen que recibir lo que por derecho les corresponde. Por eso, ya el verano pasado nos pusimos de su lado, reclamando soluciones a la injustos retrasos que vivieron en sus pagos por problemas informáticos y por falta de personal en las oficinas del SEPE. Y en esta ocasión, nos hemos adelantado al problema que se viene encima con una batería de iniciativas tanto en Almería como en Madrid para tratar de presionar y que se solucione el problema.

Se trata, en concreto, de que el propio Gobierno tenga que responder en el Congreso de los Diputados y en el Senado sobre lo que está ocurriendo y sobre qué remedio va a poner a su propia incompetencia, que no tienen por qué soportar las trabajadoras y trabajadores del manipulado, antes de que llegue la mayor avalancha de peticiones a partir de la segunda quincena de junio.

En el caso de Almería, en una reunión junto a los sindicatos que fue solicitada al subdelegado del Gobierno -que con anterioridad ocupó el cargo de director provincial de la Tesorería de la Seguridad Social y, por lo tanto, conoce el problema de primera mano-, dejamos claras las soluciones: Que los problemas informáticos se subsanen para no tener que incorporar cada expediente de petición del subsidio de manera manual y que se cuente con refuerzos en la plantilla del SEPE para poder atender como toca el incremento en el volumen de trabajo y las vacaciones que empiezan a tomarse los funcionarios. La buena voluntad del subdelegado no se puede negar, pero ahora tiene que cumplir. Y nosotros vamos a estar vigilantes, exigiendo que así sea.

Frente a esta manera de actuar, cabe preguntarse qué ha estado haciendo el alcalde de Almería por todas estas familias que viven al día, debido a sus bajos salarios, durante todo este tiempo. Lamentablemente, la respuesta se reduce a una palabra: nada. Porque nada le interesan los problemas de los trabajadores y trabajadoras vinculados al campo; que su Gobierno nos vaya a dejar sin tren en la capital más de un año o que, a estas alturas, las playas sigan sin contar con todos los servicios prometidos. Está claro que la indolencia y Ramón Fernández-Pacheco se han convertido en sinónimos pero también que, en el caso que nos ocupa, eso perjudica enormemente a muchísimos almerienses y a sus familias.

 

 

 

 

 

 

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario