Incapacidad y secuestro presupuestario

Los ayuntamientos seguirán siendo tutelados por el Estado a la hora de invertir el superávit resultante de sus liquidaciones presupuestarias. En el último decreto del Gobierno de Rajoy sobre financiación local, el Ministerio de Hacienda continúa siendo el que decide si los fondos municipales no invertidos, que pasan a engrosar un improductivo superávit, pueden ser finalmente gastados y a qué se deben destinar. La ciudad de Almería es ejemplo de cómo una nefasta gestión -la del PP y su equipo de gobierno municipal- puede empeorarse con este decreto del Gobierno, con el que se confirma el secuestro presupuestario de los ayuntamientos.

Es de suponer que la inmensa mayoría de los alcaldes habrá hecho bien sus deberes, empleando todo lo presupuestado en mejorar la vida de sus conciudadanos, pero en aquellas ciudades como Almería, donde el equipo de gobierno no haya sido capaz de gastar lo previsto, por obra y gracia de este decreto, el dinero permanecerá bloqueado, sin posibilidad de ser invertido en nada, engordando lentamente al abrigo de una cuenta bancaria.

Pero el dinero que reciben los ayuntamientos debería tener la capacidad de transformarse a la mayor brevedad en aquellas actuaciones que los vecinos y vecinas demandan a sus representantes políticos, convertido en planes de empleo o mejores servicios públicos, en definitiva, en esas pequeñas o grandes inversiones que solventan imperiosas necesidades o que hacen mejor el día a día.

En Almería, la nefasta gestión del PP al frente del Ayuntamiento comienza a arrojar cifras bastante preocupantes, pues al superávit de 2016, de 26,6 millones de euros, se suma el de 2017, de 10,9 millones de euros, una cantidad nada desdeñable con la que el PP debería haber realizado una puesta a punto en muchos barrios de la ciudad, y que, sin embargo, por su incapacidad para atender las demandas sociales y de utilizar los procesos administrativos para su ejecución, daremos por perdidos a efectos prácticos.

Por eso, desde el PSOE no nos cansaremos de pedir el Gobierno de Rajoy que devuelva la autonomía financiera a los ayuntamientos, de manera que aquellos que no hayan sabido cumplir sus compromisos de inversión, al menos puedan enmendarse a sí mismos y destinar su superávit a realizar esas mejoras que esperan los ciudadanos.

Los socialistas no nos daremos por vencidos hasta lograr que los recursos económicos que pagan los ciudadanos a través de sus impuestos y tasas municipales vayan a los ciudadanos, como también que se proporcione a aquellos ayuntamientos no saneados y que tengan dificultades económicas, los instrumentos financieros adecuados a sus necesidades y a la realidad de estos momentos.

En este frente común hemos de agradecer el esfuerzo realizado por las Federaciones de Municipios y Provincias de Andalucía y de España, al habar logrado torcer el brazo al Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y haber conseguido que el Gobierno amplíe los supuestos de inversiones financieras sostenibles en los que las administraciones locales podrán invertir el superávit. Igualmente, quedan pendientes otros asuntos muy importantes, como son la financiación local, la regla de gasto y una tasa de reposición justa, que recupere el nivel de empleados públicos en la administración local que había antes de la crisis y que es necesario para prestar servicios públicos de calidad.

Lo sabemos. El PP llegó Gobierno con la firme intención de ejecutar su infausta política de recortes, sin importarle incurrir en el maltrato a los ayuntamientos y sigue negándoles recursos suficientes para que puedan prestar los servicios de calidad que necesitan los ciudadanos, más en unos momentos, como los que hemos vivido, de dura crisis económica. Decretos como este demuestran que persiste en su empeño, en un ejercicio de falta de respeto hacia las administraciones locales, la autonomía municipal y a quienes ostentan la confianza de sus conciudadanos, y olvidando que, para que nuestros pueblos y ciudades avancen, es preciso que tengan capacidad de movimiento sus ayuntamientos.

Etiquetas:,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario