Pensiones dignas

Los pensionistas tienen que dejar de ser maltratados por el Gobierno de Rajoy y percibir unos ingresos dignos, que tengan en cuenta una subida anual en relación a lo que lo hace realmente el coste de la vida. El colectivo se ha convertido con esa reivindicación, y con su rechazo a una rídicula revalorización del 0,25% -en torno a un euro mensual más de media en el caso de los jubilados almerienses-, en todo un ejemplo de dignidad para el país.

Este sábado volverán a salir a la calle, también en Almería, y lo harán con el apoyo del PSOE después de que llevemos años situando en la agenda pública la injusta situación que atraviesan y el riesgo que corre el sistema público de pensiones por las políticas del Partido Popular desde su llegada a La Moncloa.

Los pensionistas se han convertido en sustento de muchas familias. Y nadie puede obviar que ellos, unos 100.000 en la provincia, merecen salir de una crisis a la que, según el PP, se ha dado carpetazo. Por ese motivo, frente al compromiso real cero de Rajoy durante el último pleno monográfico sobre el tema en el Congreso, los socialistas venimos poniendo sobre la mesa un aumento de las pensiones de un 1,6% este año y que, en el caso de que el índice de precios al consumo (IPC) acumulado, entre diciembre de 2017 y ese mes de 2018, fuese superior, se actualice el porcentaje y se abone la diferencia no recibida en un pago único.

Hay que explicar alto y claro que, frente al nuevo negocio en el que Rajoy y sus ministros pretenden transformar las pensiones, el sistema público es sostenible y tiene futuro si se implantan una serie de medidas. Entre ellas, la derogación de la reforma laboral del PP; más trabajadores y trabajadoras en activo y un aumento de sus sueldos para que puedan contribuir con cotizaciones mayores; la lucha específica contra el fraude; la creación de un impuesto a la banca y sobre las transacciones financieras o la racionalización de gastos en la Seguridad Social.

Estamos de lado de los pensionistas porque las pensiones son un derecho y, como tal, se tiene que cumplir y que blindar. Y porque España, en estos momentos, es el único país de su entorno que no sube sus ingresos, como lo hace el resto de elementos de consumo con los que se calcula el índice del coste de la vida, lo que implica un agravio y una falta de agradecimiento al esfuerzo realizado por millones de españoles durante su trayectoria laboral que no tiene cabida en el proyecto de país de los socialistas.

 

 

Etiquetas:,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario