La playa, fuente de riqueza

Caminar por alguna de las playas de la capital, desde Las Olas hasta el arrecife de Las Sirenas en lo más abrupto de El Cabo de Gata, proporciona la visión de un espacio de costa único, un lujo que nos ofrece la naturaleza, en el que dejar volar la imaginación para la puesta en marcha de las más variadas actividades relacionadas con el turismo, tanto en invierno como en verano. Cualquier actividad de ocio que se diseñe, preservando nuestros valores ambientales, tendrá como consecuencia el desarrollo de iniciativas económicas y, por ende, la creación de empleo, algo de lo que estamos verdaderamente necesitados en una ciudad como Almería, con cerca de 20.000 trabajadores sin empleo a enero de este año.

Por eso, disponer de una fuente de riqueza tan extraordinaria como nuestro mar y comprobar día a día cómo se deja perder por parte del PP en el Ayuntamiento, provoca verdadera indignación, pues hablamos de trabajadores que necesitan encontrar un empleo y de familias que han perdido en muchos casos la esperanza de encontrarlo.

Desde el PSOE venimos reclamando con insistencia al alcalde y a los concejales de su equipo de gobierno que se planteen, de una vez por todas, la posibilidad de establecer los mecanismos necesarios para que la playa pueda disfrutarse plenamente todos los días del año y no sólo en verano, en el periodo establecido dentro del Plan de Playas. Necesitamos una playa accesible, con pasarelas seguras y permanentes, con aseos y socorristas en el horario completo de baño, con duchas que funcionen, con un servicio de limpieza eficaz para crear las condiciones perfectas donde generar actividades turísticas que potencien el empleo.

Pero la realidad es tozuda y nos devuelve siempre al punto de partida: un alcalde, incapaz de organizar a sus concejales y, a consecuencia de ello, una gestión caótica del Ayuntamiento de Almería, con proyectos que se truncan por no ser capaz siquiera de tramitarlos a tiempo, dinero que se queda sin ser invertido, como los 26 millones del superávit de 2016, y fondos que se invierten sin saber muy bien cuál será su utilidad. Hace unas semanas el equipo de gobierno del PP anunciaba que los socorristas comenzarían a trabajar a partir de Semana Santa, para, días más tarde, rectificarse a sí mismo afirmando que, si el calendario y el horario se ampliaba, sería a costa de que la empresa adjudicataria bajara el sueldo a estos trabajadores, o lo que es lo mismo: desde el Ayuntamiento fomentando la precariedad laboral.

Vamos de sorpresa en sorpresa hasta el desastre total. Y otro ejemplo de ello lo teníamos esta misma semana, cuando el alcalde nos sorprendía anunciando la firma de un acuerdo con el Gobierno de Rajoy para adherirse a un novedoso Sistema de Inteligencia Turística, que, entre otras utilidades, nos permitirá conocer las preferencias de quienes nos visitan y adaptar nuestra oferta a sus demandas para apostar cada vez más por un turismo de calidad, y que ésta sea nuestra seña de identidad.

Esperemos que esos casi 280.000 euros que el Ministerio de Turismo y el Ayuntamiento pagarán a partes iguales para incorporarnos a dicho sistema de Big Data resulten productivos para nuestra ciudad, que los concejales del PP sepan aprovecharlos y que no suceda como con el millón de euros que se iba a invertir en la incorporación de 300 jóvenes al sector turístico, a través de un convenio suscrito en 2015 con la Escuela de Organización Industrial, fundación ligada al Ministerio de Industria. Pues bien, los almerienses tienen que saber que el PP no ha movido un dedo para que este convenio se ejecute, pues apenas habría sido necesario destinar 40.000 euros en dos anualidades para que llegara el resto de la inversión y que la ciudad contara con su propio equipo de profesionales dedicado a la promoción del turismo.

Ahora tenemos nuestras esperanzas puestas en la candidatura de Almería como Capital Española de la Gastronomía, título que, sin lugar a dudas, los empresarios de la hostelería y la restauración se ganan a pulso día a día en sus establecimientos, y desde el PSOE cruzamos los dedos para que el esfuerzo inversor que el Ayuntamiento está realizando con el dinero de todos los almerienses en presentar nuestra propuesta se corresponda con una gestión política seria.

Esperemos que no sea una nueva oportunidad perdida, otra que sumar al compendio de iniciativas que el PP no ha sido capaz de llevar a la práctica y que la ciudad ya no podrá recuperar durante esta Corporación. Es bueno saber que el alcalde ha descubierto la playa. Los socialistas llevamos mucho tiempo clamando por una playa abierta 365 días al año.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario