Ya es hora de que el PP cumpla

El conflicto catalán marca la agenda política del país. Es lógica la preocupación ante el desafío independentista al que nos enfrentamos. Pero lo que tiene menos sentido es que, en Almería, los dirigentes del Partido Popular se estén centrando mucho en hablar sobre la unidad de España y nada en sobre cómo puede afectar esa situación a las inversiones necesarias en la provincia por parte del Gobierno de la Nación.

Me refiero, concretando algunos ejemplos, a que el alcalde de Almería no puede seguir obviando en sus discursos que la actual inestabilidad política complica a su partido, incapaz como es de alcanzar acuerdos mayoritarios ya de modo habitual, que pueda contar con unos Presupuestos Generales para 2018 que vengan a dar respuesta a todo lo que Rajoy ha dejado de hacer desde 2011 en materia ferroviaria en la provincia o que aseguren que dinero para acometer el soterramiento del paso a nivel de El Puche.

Mientras que la Junta de Andalucía ya ha aprobado un proyecto de presupuestos para la comunidad que contemplan, entre otras destacadas partidas, la que ha decidido aportar para acabar con el paso a nivel de la vergüenza que existe en la capital, las cuentas del Estado y del Ayuntamiento de Almería siguen siendo un folio en blanco. Aunque quiera liar, el PP no puede en este caso ocultar lo evidente: que la Junta cumple, con dinero ya presupuestado, antes y por encima de esas otras dos administraciones gobernadas por el PP, que solo ponen sobre la mesa un papel en el que dicen que destinarán dinero, de unos presupuestos aún inexistentes, a hacer algo que, por otro lado, ya tendría que haberse hecho hace tiempo.

No estaríamos ahora ante esta incertidumbre si el Gobierno de Rajoy hubiera asumido, primero, su responsabilidad exclusiva a la hora de acabar con este paso a nivel, que es lo que se ha hecho en el resto del país. No estaríamos ahora ante la duda sobre qué pasará con el dinero del Estado que se requiere para ponerle punto y final si, en segundo lugar, como dijo la ministra de Fomento allá por 2015, se hubieran licitado las obras. Es que llevamos desde 2013, ni más ni menos, con la posibilidad abierta de soterrar el paso a nivel sin que en ningún momento el Gobierno de Rajoy, más allá de engaños, haya avanzado en firme en el asunto.

Es este un ejemplo sobre cómo se nos está maltratando por parte del líder del Partido Popular, con el beneplácito de su portavoz en el Congreso y diputado nacional por Almería, Rafael Hernando, y del presidente del PP en Almería, Gabriel Amat, pero no es el único. Almería está en el peor escenario posible, en vía muerta, en lo que se refiere a la Alta Velocidad. Lo sabemos todos: El PSOE, la Mesa del Ferrocarril y los empresarios, que han puesto toda la carne en el asador bajo el lema #QuieroCorredor.

La llegada del AVE sería un revulsivo para la ciudad y para la provincia, para su desarrollo y para la competitividad empresarial. No queremos más mentiras, no olvidamos cómo se nos ha negado la consignación en los últimos Presupuestos del Estado de los cientos de millones previstos en años anteriores para esa finalidad y no ejecutados.

El PP nos ha hecho perder ya seis años, que son seis años de oportunidades y de crecimiento. Y, ante eso, toda la sociedad tiene que seguir unida en su exigencia de partidas importantes y de que se ejecuten. Y más alto y claro que nunca también tiene que hacer escuchar a Rajoy, a Hernando, a Amat y a Ramón Fernández-Pacheco que ni vamos a aceptar que Almería vaya a ser la única provincia en la que se diseñe una única vía en la Alta Velocidad ni tampoco que nos vayan a dejar sin un AVE que nos una con Granada y con el resto de Andalucía.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario