A la altura de Europa

Paseo a menudo por el paseo marítimo de Almería y El Zapillo, un barrio que, incomprensiblemente, no presenta el aspecto que cabría esperar de una zona privilegiada frente al mar. También soy de los que recorren a menudo las calles aledañas a La Alcazaba, el principal monumento de la ciudad, sin dejar de sorprenderse sobre cómo el estado de abandono caracteriza a ese entorno. Son, sin duda, ejemplos claros de cómo los sucesivos gobiernos del Partido Popular en el Ayuntamiento de Almería han fracasado en el cuidado de aspectos básicos de Almería, como el de su imagen desde el punto de vista turístico. Evidencian también esa brecha de desigualdad que ha abierto entre barrios, con una falta de atención mayúscula en asuntos fundamentales como la limpieza, el mantenimiento o la dotación de espacios verdes o deportivos.

Por esos motivos, y pensando ante todo en los ciudadanos que residen en lugares como los mencionados o el Barrio Alto, los socialistas nos alegramos enormemente de que el Ayuntamiento de Almería vaya a recibir 15 millones de fondos europeos con los que desarrollar proyectos de mejora de estos espacios olvidados durante años. Una intervención que se anuncia desde el punto de vista urbanístico y vinculada a la integración del Puerto con la ciudad y que, no obstante, de no ir acompañada de una adecuada gestión de los servicios municipales en el día a día de estos barrios, ya se puede adelantar que sería insuficiente.

La capital ha tenido que esperar a la repesca dentro de la convocatoria de estas ayudas europeas para el desarrollo de estrategias de un desarrollo urbano que sea sostenible e integrado y tuvo que reformular su planteamiento inicial, centrado más en un listado de obras para cumplir con el programa electoral a las municipales del PP que en una propuesta global que hiciera ciudad, para poder conseguirlas. Después de autocorregirse, esta vez sí que se han tenido en cuenta también aspectos como la administración electrónica, además de acciones sociales y medioambientales.

Durante todo ese proceso, desde la responsabilidad y oposición constructiva que caracteriza al PSOE en el Ayuntamiento, planteamos propuestas que, en algunos casos, parece ser que se han tenido en consideración. Así que, llegados a este punto, lo que toca ahora es reclamar al PP que gestione la importante suma de dinero que la ciudad va a recibir con cordura, eficacia, transparencia y participación. No está Almería para perder oportunidades únicas como esta por resultados que se queden en ideas parcheadas o, lo que sería, incluso peor, por la incapacidad para ejecutar el gasto previsto, como ya sucedió con 26,6 millones de euros presupuestados en las cuentas municipales de 2016 y que no han sido gastados por el alcalde y sus concejales.

La manera en la que se aborde toda la tarea que queda por delante, de principio a fin, tiene que ser ejemplar para que, de esa manera, demostremos estar a la altura de lo que Europa espera de nosotros y seamos firmes candidatos a que se deposite en nosotros más confianza en forma de nuevas ayudas económicas. Por eso, los socialistas ponemos a disposición nuestra dedicación para llegar a buen puerto en este reto que se tiene por delante y nos comprometemos a estar vigilantes para que se camine en la dirección adecuada.

Este camino tiene que empezar por actuar con la máxima transparencia, con el detalle de las actuaciones que piensan acometerse por parte del equipo de gobierno municipal y dando a conocer, a continuación, cada uno de los pasos de las mismas. La ciudadanía también tiene que jugar un papel clave en este asunto, destacando el derecho que tiene a participar, al igual que la oposición en el Ayuntamiento –que es mayoría frente al PP-, en el desarrollo de las iniciativas.

Se trata, simplemente, de que podamos trasladar nuestra opinión para mejorar todo aquello que sea mejorable y que esta sea considerada. Porque, como en otros muchos aspectos de la vida, sin el consenso necesario para abordar un trabajo de tanto calado, el resultado final seguro que no cumpliría las expectativas iniciales. Y en este tema, sin duda alguna, todos aspiramos a que esas se sustancien en una verdadera transformación de una parte importante de la ciudad y de la relación administrativa que mantiene el Ayuntamiento con los almerienses.

Artículo de opinión publicado en la edición impresa de Ideal Almería el 24 de mayo de 2017

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario