Por un tren digno

Necesitamos unas comunicaciones ferroviarias dignas entre Almería y el resto del país. Los representantes del PSOE no paramos de denunciar el agravio que sufre la provincia por decisión de Rajoy y, al tiempo que reclamamos soluciones en el Congreso de los Diputados y en el Senado, hemos cerrado una agenda de trabajo en Bruselas para la Mesa del Ferrocarril. Es necesario que el PP reaccione y empiece a dar respuesta a esta justa demanda.

La deuda del Gobierno central con Almería se concreta en varios aspectos fundamentales. El primero de ellos tiene que ver con los 417 millones que estaban presupuestados en los últimos años para que el AVE llegara a Almería y que no se han ejecutado, además de que el propio Gobierno haya reconocido que ordenó parar proyectos en redacción.

Que no se sepa nada de la eliminación del paso a nivel de El Puche es otro de nuestros problemas, junto con el tiempo excesivo de viaje a Madrid, que es otra de las batallas abiertas. Por eso, reclamamos que mientras el AVE llega se realice un estudio que permita implantar medidas para acortarlo sustancialmente y mejorar el servicio, un apartado en el que se incluye el compromiso incumplido por el PP de poner en marcha, a principios de año, los coches adaptados para el tedioso trayecto en Talgo que nos une con la capital de España.

La guinda de este monumento al despropósito del PP se completa con las obras de rehabilitación de la Estación de Renfe, de las que sólo contamos con el cartel anunciador, que tiene el aspecto de ser tan fantasma como el andamio sin obreros que colocaron meses atrás en la fachada.

Y lo mejor es que todos estos problemas se resolverían de un plumazo si el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, viniera a Almería, como a Granada, a ser posible en tren, para conocer de cerca la situación y para dar soluciones en una reunión con la Mesa, que lo espera desde noviembre. Y ya de paso, que hablara con el alcalde de la capital, que por aquello de ser de su mismo partido se pasea de puntillas sobre este importante asunto.

Así las cosas, quiero agradecer su participación a los ciudadanos que acudieron a la concentración convocada el 22 de febrero por la Mesa del Ferrocarril y decirles que con su presencia lograremos que el Gobierno de Rajoy y el PP tomen nota y dejen de reírse de los almerienses. Los usuarios del tren y los que renunciaron a él como medio de transporte lo están esperando.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario