Mentira tras mentira

Hace poco más de una semana que el ministro de Fomento fue a Granada a anunciar un nuevo retraso en el AVE a esta ciudad, en esta ocasión hasta 2018, lo que hará que los almerienses suframos bastantes meses más un viaje en tren a Sevilla con transbordo en bus entre la ciudad nazarí y Antequera.

Mientras tanto, De la Serna no ha dado la cara aún en Almería ni ha cumplido con la obligación de traer las soluciones que la sociedad demanda en cuanto a infraestructuras. Pero para lo que no ha tenido pudor ninguno es para lanzar una gran mentira en el Senado: La de que se trabaja en el AVE entre Pulpí y Cuevas del Almanzora cuando, en realidad, no se ha visto a un trabajador allí ni por asomo. De hecho, Almería lleva sin obras de Alta Velocidad por decisión del Partido Popular casi 1.650 días.

Además de ese engaño, otras realidades conocidas en los últimos días hacen desaparecer cualquier esperanza sobre que el Gobierno pretenda acabar con un agravio que crece con cada declaración de los dirigentes del PP. Entre ellas, las de su presidente provincial, Gabriel Amat, que ha reconocido públicamente que el AVE a Madrid solamente llegaría hasta Vera a finales de la Legislatura, en el mejor de los casos.

Eso no puede ser así, porque los almerienses merecemos, ni más ni menos, lo que nos corresponde. Por ello, desde el PSOE exigimos que el Gobierno reserve para obras del AVE al menos 500 millones en sus Presupuestos de 2017, recuperando los 417 de años atrás que se desviaron a otros territorios. Reclamamos también que se retome el proyecto de AVE a Granada después de que Europa lo haya dejado fuera de su marco de financiación hasta 2030, como mínimo, ante la inactividad de España.

Los populares se han hecho expertos guardando en un cajón cuestiones vitales para Almería, como esa mencionada o como la conexión ferroviaria con el puerto de la capital. Asimismo, se han especializado en incumplir por norma sus promesas, como la de un Talgo adaptado a personas con discapacidad, que tendría que haber entrado en servicio a principios de año y que aún no ha llegado.

Mención especial, para concluir el listado de incumplimientos, requiere la rehabilitación de la Estación de Renfe de Almería, que espera el momento de que que las salidas al paso para acallar las voces críticas contra la gestión del PP, en forma de falsos anuncios de obras, se transformen en una intervención que veamos todos.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario