Que ganen los ciudadanos

No siempre gana la banca. En el caso de las cláusulas suelo de las hipotecas, han ganado los ciudadanos quienes, de forma particular o amparados en colectivos de usuarios, han levantado su voz contra el gigante de las entidades bancarias. Desde que el Tribunal de Justicia de la UE emitió su sentencia favorable a la devolución de estas cantidades cobradas de forma abusiva a miles de usuarios de España, pasaron días de incertidumbre, en los que nadie sabía cómo trasladar el resultado judicial al caso particular de su propia casa. Pero no fueron días baldíos, sino, por el contrario, jornadas de intensa negociación del PSOE con los representantes del Gobierno de Rajoy para conseguir un acuerdo que allanara el camino hacia la consecución de un logro, respaldado ya, y de forma inequívoca, judicialmente.

La negociación del PSOE con los mandatarios del PP ha sido decisiva a la hora de conseguir que el proceso sea obligatorio para los bancos, gratuito para los consumidores, sin quitas y con las máximas condiciones de transparencia y rendición de cuentas. Hemos conseguido que todas las entidades de crédito estén obligadas a facilitar un procedimiento a sus clientes para devolver el dinero cobrado por las clausulas suelo, que deban dirigirse a todos los afectados por clausulas suelo para explicarles cómo pueden reclamar su dinero y que la entidad financiera esté obligada a pagar una cantidad en efectivo al consumidor y que, solo en caso subsidiario y si el consumidor lo acepta, pueda ofrecer una medida compensatoria.

Gracias a la labor responsable de los socialistas en el Congreso, se ha logrado que los afectados puedan cobrar la totalidad del dinero, sin quitas y con un procedimiento gratuito, rápido, que no se demore más de tres meses, evitando así largos y costosos trámites judiciales a los particulares. El PSOE ha logrado también que no decida la banca, que decida la justicia, y que sea el consumidor el que acepte o rechace la oferta y pueda acudir a la vía judicial. Además, en caso de que la banca haya realizado ofertas a la baja y el consumidor acuda a los tribunales y gane, se impondrá condena en costas a la banca.

A pesar de las buenas noticias, desde el PSOE no podemos estar al cien por cien satisfechos, ni tranquilos; hay que vigilar y fiscalizar el cumplimiento del acuerdo. En primer lugar porque hemos perdido un tiempo precioso para que las familias afectadas hubieran podido beneficiarse de la medida, desde el momento en que comenzaron a hacerse públicas las primeras sentencias. Se veía venir y en ese momento el Partido Popular podría haber movido ficha a favor de los usuarios y haber obligado a los bancos a establecer estos procedimientos de devolución o haber aceptado alguna de las iniciativas propuestas por el PSOE u otros Grupos en el Congreso. Sin embargo, siempre prefirió desinhibirse y dejar que fueran las entidades de crédito las que adoptaran sus propias medidas.

En segundo lugar, ha sido penoso observar las tímidas iniciativas que salían del despacho de la Presidencia del Gobierno, en las que no planteaban la obligatoriedad para la banca de establecer procedimientos de reclamación extrajudicial, ni el establecimiento de condena en costas o el conocimiento expreso del cálculo de las cantidades correspondientes a la aplicación de esta cláusula.

Por eso, desde el PSOE hemos tenido que forzar al máximo la negociación para lograr la aprobación de ese Real Decreto Ley, y mantendremos la presión para conseguir la creación de un órgano de seguimiento, control y evaluación, al objeto de garantizar la protección de los consumidores, e impulsar la correcta implantación del mecanismo extrajudicial y el desarrollo normativo que sea necesario. Además, seguiremos trabajando para que las asociaciones de consumidores, que tanto han luchado para llegar a este resultado, tengan presencia en ese órgano de seguimiento y que puedan realizar aportaciones que garanticen el correcto funcionamiento del proceso extrajudicial.

Estaremos apoyando y defendiendo a las personas que tendrán que ser resarcidas por la injusticia de soportar una hipoteca abusiva durante tantos años, respondiendo así a todos los ciudadanos que depositaron su confianza en el PSOE, pues, ante un hito histórico como la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, este partido se ha convertido en la palanca imprescindible para forzar al Gobierno de Rajoy a aprobar un decreto que facilitará el proceso de reclamación de miles de usuarios. Esta vez tenemos que hacer que ganen los ciudadanos.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario