No hay excusas

En los últimos cuatro años, se ha convertido en una costumbre que el Partido Popular de Almería utilice los argumentos más peregrinos para intentar defender la acción de un Gobierno, el de Mariano Rajoy, que se ha dedicado a agraviar a Almería una y otra vez durante todo este tiempo, privándonos de las inversiones que necesitamos. A pesar de la escalada de excusas que el PP ha utilizado en este tiempo y cuando pensábamos que ya habíamos oído todo el repertorio posible, la petición de los empresarios almerienses de que la Alta Velocidad llegue, de una vez por todas, a nuestra provincia ha desencadenado en el PP almeriense una reacción que sólo puede calificarse de surrealista.

Primero vimos al secretario general del PP de Almería, Javier Aureliano García, decir, con el gesto contrariado, que no había “excusas para más retrasos” y que ADIF tenía que “adjudicar de una vez y empezar de inmediato las obras” del tramo entre Cuevas y Pulpí que se licitó el pasado mes de marzo, después de un retraso –dicho sea de paso– monumental. Todo muy biensonante y muy contundente, si no fuera porque ADIF no es ninguna entidad extraterrestre, sino una empresa pública dependiente del Ministerio de Fomento, dirigido por la mismísima ministra del PP Ana Pastor. Como ven, todo queda en casa. 

Al día siguiente, tuvimos la ocasión de leer las declaraciones del diputado del PP de Almería Rafael Hernando, en las que insistía en que Mariano Rajoy está “comprometido con Almería” y que su Ejecutivo está “trabajando intensamente” para adjudicar el tramo Cuevas-Pulpí. Sinceramente, fiarlo todo a la palabra de Rajoy con la trayectoria que ha tenido el presidente en estos cuatro largos años no parece la mejor estrategia para convencer a nadie.

Por último, también se vio obligado a salir a la palestra el presidente del PP provincial, Gabriel Amat, para ponerse muy serio y asegurar que él está “a la cabeza” de las reivindicaciones en materia de infraestructuras para la provincia… una gran declaración que proviene de la persona que, hace unos días, reveló que el AVE está parado en la provincia porque él, en persona, se lo pidió a la ministra.

Hasta aquí la película que nos ha contado el PP de Almería para disfrazar lo único que es real: que en cuatro años de Gobierno del Rajoy no se ha hecho ni un solo tramo de AVE en Almería y que no se ha gastado ni un euro en nuestra provincia en obra nueva.

(Artículo publicado en ‘Diario de Almería’ el 30 de julio de 2015)

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario