Una rebaja para los ricos

El año que viene habrá elecciones municipales y generales y, como siempre ocurre, el PP ya ha anunciado una bajada de impuestos. Una vez más la reforma viene con truco, puesto que cuando el PP llegó al Gobierno aprobó la mayor subida fiscal de la democracia, subiendo 50 impuestos, mientras que la rebaja anunciada ahora sólo afectará a uno, el IRPF. Esto significa que, cuando acabe la legislatura, todos los españoles, menos unos pocos elegidos, estaremos pagando más impuestos de los que pagábamos antes de Rajoy.

Además, cuando se lee la letra pequeña se comprueba que los trabajadores y las clases medias serán quienes seguirán cargando sobre sus hombros el peso de la recaudación, mientras que los realmente beneficiados volverán a ser los grandes patrimonios y las grandes corporaciones. Es lo que ocurre cuando desaparecen los tramos del IRPF a partir de los 60.000 euros, se suprimen las deducciones por alquiler de vivienda o se les baja el impuesto de sociedades a las grandes empresas, pasando del 30 al 25%: el Gobierno les da limosna a las clases medias y trabajadoras, mientras que a las grandes fortunas y las rentas altas les hace el regalo fiscal de su vida.

Por si todo esto fuera poco, con esta reforma se estima que el Estado dejará de recaudar 7.000 millones de euros, lo que provocará problemas con el déficit y, como consecuencia, más recortes sociales. Al Gobierno parece importarle muy poco que en España haya más de 2,2 millones de niños en la pobreza, según el último informe de Unicef, que habla de la provincia de Almería en términos muy duros: aquí tenemos 40.000 niños en situación de pobreza o grave riesgo de padecerla, y 15.000 de ellos pasan privaciones materiales severas. Ante esto, lo único que sabemos es que el Gobierno del PP ha dotado el Plan Estratégico Nacional de Infancia y Adolescencia con 17 millones de euros para cuatro años, lo que sale a un céntimo por cada niño.

De cada 10 euros que se recaudan en España, los grandes patrimonios y corporaciones sólo aportan 1, de modo que lo que necesita el país es acabar con las injusticias y conseguir que paguen los que defraudan y los que más tienen, rebajándoles la presión fiscal a quienes están padeciendo todos los efectos de la crisis, que son los trabajadores y las clases medias.

Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario